Desarrollo de Negocio.Cómo puede ayudarte.

Desarrollo de Negocio. Qué es y cómo ayuda a la gestión empresarial.

Si eres propietario de una empresa o autónomo, seguramente habrás escuchado alguna vez el término desarrollo de negocio, y sin embargo no terminas de conocer el significado real de esta unión de palabras. Pues vamos a desgranar un poco el término para que vayas aplicando metodologías que harán crecer tus ventas. ¿Estás preparado?

Desarrollo de negocio. Definición.

Seré breve, desarrollar un negocio tiene que ver con su etapa de crecimiento – “growth” en inglés – dentro de la cual, se aplican métodos de innovación para mejorar ratios de ventas de una empresa. Ésta sería su definición más estricta para mí. Pero sería una soez por mi parte quedarme en esa definición tan simple, así que vamos a solucionarlo con un poco de valor. Para hacer crecer un negocio, hacen falta que intervengan tres capacidades fundamentales de una persona:

● Capacidad análitica. Entender que la caja no es sólo el lugar donde guardar el dinero. Tu negocio puede darte señales de debilidad y debes ser capaz de entender esas señales como puntos de inflexión donde retomar el control de tu negocio.

● Capacidad creativa. Si ya sabemos dónde estamos fallando, será más fácil buscar la solución a dicho problema. Es momento de sacar ese lado creativo, e investigar un poco acerca de posibles soluciones innovadoras.

● Capacidad de acción. Lo siguiente que hemos de generar es movimiento. Un paso adelante nos bastará para poner en marcha esa idea de negocio maravillosa o la estrategia de marketing necesaria para llegar a más clientes.

Por lo que puedo concluir que , “desarrollo de negocio consiste en ser capaz de detectar problemas dentro de la empresa, investigar soluciones innovadoras y llevarlas al mercado sin perder tiempo”.

Detección de necesidades.

Ya lo hemos comentado, debes de ser capaz de tener autocrítica y ser humilde. ¿Por qué te digo ésto?. Pues sencillamente porque sino somos capaces de mirarnos al ombligo de vez en cuando, acabaremos con nuestras barbas en remojo. Eso significa que si no estás pendiente de cuáles son tus flujos de dinero ( gastos e ingresos), cuáles son tus costes de producción (cuánto me vale generar el producto o servicio) y sobre todo, cómo perciben mi producto o servicio en el mercado ( nivel de adopción del producto o servicio entre mis clientes), estarás dejando de la mano de la diosa fortuna tu negocio. Y créeme, no querrás

saber cómo se las gasta la famosa diosa. Así que no hace faltas que seas el ”autónomo” sabelotodo o contar en las filas de tu plantilla con el primo lejano del mismísimo “Jordan Belfort” (conocido como “el lobo de Wall Street”). Quizás lo mejor será aplicar el sentido común, y utilizar herramientas de facturación tales como “Quipu” o “Jasmin”, dos soluciones innovadoras para conocer los “insights” de tu negocio sin complicaciones. Y encima se encargan de llevar la contabilidad de tu negocio. Sea cual sea tu modelo de negocio, contar con las herramientas digitales necesarias harán que el famoso “business development” (desarrollo de negocio) , sea cosas de niños. Podrás centrarte en otras áreas de tu negocio que pueden hacer más fructífera tu experiencia empresarial.

Generación de Ideas

En esta fase debemos poner en juego algo fundamental hoy día, la creatividad. No voy a explicarte ahora los beneficios de ser creativo en tu día a día, pero sí te daré nociones de cómo ser creativo en tu empresa. Porque todos llevamos un niño dentro , ¿o no?.

No consiste en jugar, consiste en despojarnos de toda suerte de negaciones y objeciones en nuestra conciencia, para extraer ideas maravillosas que puedan ser aplicadas a nuestra estrategia empresarial. Dicho así parece sencillo, y hasta “infantil”. Pero nada más lejos de la realidad. La creatividad a la hora de resolver problemas es una de las cualidades más demandadas por los empleadores, y contar con dicha ventaja supone la diferencia crecer y permanecer o perder fuelle y desaparecer. Te propondré un juego:

● ¿Podrías darme 10 usos diferentes de una cuchara?.

Si has sacado al menos un uso distinto de la cuchara más allá de llevarlo a tu boca para satisfacer tus necesidades más primarias, ! lo has conseguido ! Has puesto en práctica la creatividad. Pensarás que esto no es para tí, ni por supuesto lo es para tu negocio, pero nada más lejano. No te estoy hablando de ser una “startup” (empresas pequeñas pero altamente escalables) molona y ser un jefe “guay”; te hablo de soluciones innovadoras que realmente aporten un beneficio para tu empresa. Y si, es posible. Cambia tu mente, y cambiarás el mundo que te rodea.

A pesar de todo, y si aún así careces de la oportunidad o valentía para hacerlo, siempre puedes contratar los servicios de un especialista en desarrollo de negocio, el cual, te ayudará en dicho proceso y conseguirá que alcances tus objetivos.

Ponte en acción

Ya tienes la hoja de ruta. Es hora de pasar a la acción. Y como todo giro inesperado de la vida, da miedo. Asusta realmente pensar que fruto de una investigación ¿científica? vas a poner en marcha una estrategia de email marketing, o un plan de inbound marketing, o simplemente vas a llevar a cabo un marketing directo. Sea lo que fuere, debes saber que

uno de los puntos fuertes que posee una persona es precisamente la intuición. Una característica que nos hace temibles frente a los adversarios, ya que, si hemos llegado a esta batalla, es porque antes hemos preparado la nave. Y si hemos preparado la nave, queda claro entonces que sabíamos hacia dónde queríamos ir. Y claro, si sabemos hacia dónde vamos, ¿cómo van a pararnos?. Quizás no tenga lógica, pero ¿hay que estar realmente cuerdo en un mundo donde lo que más anhelamos es volver a sentir ese niño que llevamos dentro?. Anímate, da el siguiente paso. porque somos seres racionales y sabremos adaptarnos a los cambios y ser flexibles. Es la única manera de sobrevivir.

Resumen

Nadie dijo que emprender fuera a ser fácil. Pero nuestra actitud lo cambia todo. Por eso si quieres desarrollar tu negocio, disparar las ventas de tus productos, debes tomar riesgos claro está. Pero si al menos has utilizado una estrategia creativa e innovadora para hacerlo, las posibilidades de tener éxito habrán aumentado.

Carlos Benítez, Consultor en Marketing Estratégico e Innovación.

Deja un comentario