Innovación abierta.

 

Innovación ¿abierta?

Existen diferentes tipos de innovación para nombrar diferentes conceptos a la hora de desarrollar nuevos servicios o productos pero es de reciente actualidad hablar sobre innovación abierta, ¿por qué?. Bueno antes de entrar en materia sería conveniente hablar primero acerca del entorno empresarial actual en nuestra sociedad y cómo ha evolucionado.

Empresas e Innovación.

Cada vez que hablamos de I+D se nos viene a la mente una persona con tubos de ensayo y rodeado de máquinas de análisis, ¿verdad?. Suena extraño por tanto escuchar que una cadena de supermercados pueda innovar, ¿no?. Bien, la respuesta es que las empresas, en su constante – y fatigador – afán de supervivencia, buscan nuevos métodos o soluciones para seguir vendiendo más y llegar a más clientes. Ahora bien, ¿cómo han llegado a incluir dicho producto o servicio en su negocio?, ¿han detectado alguna necesidad por parte de sus clientes?, ¿pensáis que simplemente quieren hacer más dinero?. Las ventas cada vez se vuelven más difíciles, no porque haya más competencia – que la hay – sino porque los consumidores y sus necesidades van cambiando al mismo ritmo que lo hace Internet, y por tanto, cambian la forma en que consumen y cómo acceden a ella. Por eso, hace falta un cambio disruptivo, una mejora sustancial en la cultura de la empresa para hacer que la innovacion sea un proceso natural dentro de la empresa y que cualquier empleado tenga la tranquilidad de investigar, de solucionar problemas sin pensar en que su jefe pueda estar espiando y menospreciando su trabajo. Por tanto, podemos resumir que la innovación en la empresa no depende de su tamaño o capital, sino que consiste y está centrada en las personas.

Principales retos de la innovación.

El principal reto al que se enfrenta una empresa a la hora de innovar es el cambio de mentalidad dentro de la organización empresarial. SI queremos ser disruptivos y provocar cambios en nuestro entorno, debemos de cambiar la forma en qué pensamos. Innovación no es una invención, es plantear un reto, un desafío como si fuera un juego y no poner trabas a la imaginación. Y después probar, participar en test, realizar comprobaciones, volver a preguntar y volver a probar. Sólo de esta forma podremos conseguir avances importantes.

Otro de los retos importantes consiste en la formación abierta y de calidad centrada en dotar  a las personas de las herramientas necesarias para hacer frente a nuevas oportunidades laborales. Hace falta conducta disruptiva en este país, y un sistema de educación en las aulas diferentes. Nuestra política actual puede tener una incidencia negativa en este aspecto, y deben de procurar nuestros políticos – Pedro Sanchez a la cabeza – favorecer con medidas e incluir un nuevo sistema educativo en aras de cambiar la mentalidad de los que serán el futuro de nuestro país.

Ejemplo de innovación educativa.

Innovacion educativa

Hemos hablado antes de la innovación en las aulas como una de las problemáticas que acucian y merman la innovación disruptiva. Pues bien, quiero hablaros a continuación de una serie de ejemplos clarificadores acerca de este proceso y sus consecuencias.

En un artículo del diario “El País Semanal”, narraba el día a día de un colegio en la Comunidad de Madrid. En sus pasillos podíamos encontrar todo tipo de obras realizadas por niños en grandes cartulinas, con la excepción de la inclusión de un código QR – pequeño fragmento que contiene información al ser escaneado por una cámara o lector – en el cual se podía contemplar la inclusión del video del autor de la obra dando su particular visión del dibujo. ¿No os parece increíble?. Además de favorecer la inclusión de la tecnología en las aulas, hacen partícipes a todos de la misma. Desde hace seis años, esta escuela ha ido implementando una serie de actuaciones encaminadas a favorecer la formación en tecnologías disruptivas – practican trigonometría con drones – , hasta tal punto, que pueden obtener un premio de talla internacional reconociendo su labor educativa. Quizás no sea tarde para tomar ejemplo de iniciativas como éstas, y desarrollar métodos que favorezcan la introducción de tecnología y pensamiento creativo en las aulas. La innovación puede ser muy divertida.

Innovación tecnológica.

Ya hemos visto que no existen diferentes tipos de innovación. Ahora me gustaría centrarme en la meramente tecnológica. Porque a pesar de estar rodeados de inventos tecnológicos, nuestra capacidad de aprovechamiento decae al mismo nivel que avanza dicha tecnología. Y es que no estamos preparado para aplicar metodologías creativas que nos ayudan en el día a día, y nos enseñan a utilizar dicha innovación en nuestro favor. Y es que existen muchísimas soluciones en el mercado para hacer bien las cosas. Tan sólo tenemos que  escoger la correcta en su momento y aplicarla con razón. Por ejemplo, el uso de CRMssoftware para la gestión de contactos comerciales – provocaría una visión más completa del negocio, y una toma de decisiones más ágil y eficaz a la hora de lanzar un producto o servicio. O por ejemplo la adopción de un espacio en la nube donde almacenar información que pudiera necesitar más adelante con la simple conexión del móvil. Por ello, la innovación real se centra en las personas, porque al fin y al cabo, se innova para dar respuestas a problemas reales que tenemos en nuestra vida diaria. Y sin las personas, esas soluciones no tendrían sentido.

En resumen, si deseas innovar en tu empresa o negocio, debes evaluar primero el por qué es necesario y para quién. Una vez resueltas las preguntas, habrás de comprobar el grado de innovación en la misma, dentro de cada estamento de la empresa para analizar la viabilidad. Si existen carencias, completarlas con formación abierta. Una vez hechas las preguntas correctas, toca buscar la solución y probarla.

Si aún así no eres capaz de conseguirlo, ¿por qué no hablamos?

Deja un comentario